×



El linaje del Rey Monje

La configuración cultural e iconográfica de la Corona aragonensis (1164-1516)

El linaje del Rey Monje

El linaje del Rey Monje

La configuración cultural e iconográfica de la Corona aragonensis (1164-1516)


En 1134 falleció sin descendencia Alfonso I, el Batallador, rey de Aragón y Pamplona. En su testamento legó sus reinos a las órdenes militares del Santo Sepulcro, Hospital y Temple. Pero la nobleza no aceptó su voluntad y eligió como monarca a su hermano Ramiro, monje, abad y obispo, que reinó como Ramiro II y se casó con Inés de Poitou. Su hija Petronila fue prometida con un año de edad a Ramón Berenguer IV, conde de Barcelona. El hijo de ambos reinó sobre Aragón y Cataluña con el nombre de Alfonso II, llamado el Casto o el Trovador (1164-1196), creando una nueva entidad política que desde el siglo XIII fue denominada en los documentos como Corona Aragonensis, y que siguió creciendo con nuevos territorios conquistados: los reinos de Mallorca, Valencia, Córcega, Cerdeña, Nápoles y Sicilia, y los ducados de Atenas y Neopatria. Su hijo Pedro II, el Católico, fue coronado solemnemente en Roma por el papa Inocencio III en 1204. Como Castilla, Portugal, Francia, Inglaterra o Polonia, la Corona de Aragón se rodeó de un aparato ceremonial y de representaciones artísticas en gran medida vinculadas a la liturgia y la imaginería eclesiástica. Pero esta construcción cultural e ideológica, en esencia similar a las de los otros reinos europeos, mostró a lo largo de los siglos un perfil diferenciado. El estudio de la específica configuración de la imagen del poder de la Corona de Aragón desde su creación en 1164 hasta que se incorporó en 1518 al proyecto imperial, universal y hegemónico de Carlos V, es el objeto de este libro.

En stock 70.00 €
Añadir a la cesta

 Recíbelo en 4 días

En 1134 falleció sin descendencia Alfonso I, el Batallador, rey de Aragón y Pamplona. En su testamento legó sus reinos a las órdenes militares del Santo Sepulcro, Hospital y Temple. Pero la nobleza no aceptó su voluntad y eligió como monarca a su hermano Ramiro, monje, abad y obispo, que reinó como Ramiro II y se casó con Inés de Poitou. Su hija Petronila fue prometida con un año de edad a Ramón Berenguer IV, conde de Barcelona. El hijo de ambos reinó sobre Aragón y Cataluña con el nombre de Alfonso II, llamado el Casto o el Trovador (1164-1196), creando una nueva entidad política que desde el siglo XIII fue denominada en los documentos como Corona Aragonensis, y que siguió creciendo con nuevos territorios conquistados: los reinos de Mallorca, Valencia, Córcega, Cerdeña, Nápoles y Sicilia, y los ducados de Atenas y Neopatria. Su hijo Pedro II, el Católico, fue coronado solemnemente en Roma por el papa Inocencio III en 1204. Como Castilla, Portugal, Francia, Inglaterra o Polonia, la Corona de Aragón se rodeó de un aparato ceremonial y de representaciones artísticas en gran medida vinculadas a la liturgia y la imaginería eclesiástica. Pero esta construcción cultural e ideológica, en esencia similar a las de los otros reinos europeos, mostró a lo largo de los siglos un perfil diferenciado. El estudio de la específica configuración de la imagen del poder de la Corona de Aragón desde su creación en 1164 hasta que se incorporó en 1518 al proyecto imperial, universal y hegemónico de Carlos V, es el objeto de este libro.

Datos del producto

ISBN: 9788417429126
Publicación: 09/2018
Formato: Rústica
Idioma: Español
Número de páginas: 447

Comentarios

Apodo

Título

Comentario





Aviso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica.