• Augusto y las aves. Las aves en la Roma del Principado: prodigio, exhibición y consumo

    Montero Herrero, Santiago Publicacions i Edicions de la Universitat de Barcelona Ref. 9788447531714 Ver otros productos de la misma colección Ver otros productos del mismo autor
    La disciplina augural gozaba en Roma de un enorme prestigio gracias, sobre todo, a su especial vinculación con Júpiter. Es él quien se sirve de las aves -a las que Cicerón (de div. II, 34) denominaba internuntiae Iovis- para dar a conocer su voluntad. Sin embargo, desde finales de la segunda guerra ...
    Peso: 250 gr
    Temporalmente sin existencias
    38,00 €
    ¿En qué librerías puedes encontrarlo?
  • Descripción

    • ISBN : 978-84-475-3171-4
    • Encuadernación : Libro
    • Fecha de edición : 03/05/2007
    • Año de edición : 2007
    • Idioma : Español, Castellano
    • Autores : Montero Herrero, Santiago
    • Nº de páginas : 0
    • Colección : INSTRUMENTA
    La disciplina augural gozaba en Roma de un enorme prestigio gracias, sobre todo, a su especial vinculación con Júpiter. Es él quien se sirve de las aves -a las que Cicerón (de div. II, 34) denominaba internuntiae Iovis- para dar a conocer su voluntad. Sin embargo, desde finales de la segunda guerra púnica y sobre todo ya durante las guerras civiles del siglo I a.C., con la transformación o decadencia de la ciencia augural, se produce una importante novedad: las aves irrumpen en el ámbito del prodigio (omina, ostenta, prodigia) dando señales particularmente a los jefes del ejército o a los magistrados supremos. Sus apariciones, no solicitadas por el hombre, serán interpretadas por los augures (que los consideran auspicia oblativa) y por los arúspices (para quienes se trata de prodigia) aunque los signos son muchas veces tan claros que no necesitarán la intervención de los sacerdotes. Las aves irrumpen en las grandes batallas de este período, como la batalla de Munda, Filipos o Actium, anuncian las muertes de personajes como César, Cicerón o Agripa o se decantan por un bando en la lucha política. Augusto se servirá de las aves -desde, al menos, el año 43 hasta su muerte- para consolidar sus aspiraciones políticas y militares y combatir a sus enemigos recurriendo en particular al águila con un doble fin: su progresiva identificación con Júpiter y su uso como -ave dinástica- vinculada a algunos miembros de la familia imperial como Druso o Tiberio..En la segunda parte se analizan, además de la exhibición de aves en la ciudad y el campo, sobre todo, los aspectos religiosos vinculados a las aves en la Roma de Augusto: el problema de su consumo, el sacrificio de las aves y su inclusión en las prácticas mágicas.

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies

Acepto

Suscríbete a nuestro newsletter

Recomendaciones, actualidad literaria, actividades en las librerías y promociones a tu alcance. ¡Suscríbete a nuestra newsletter y te informaremos de todo esto y más!
He leído, comprendo y acepto la política de privacidad
Información sobre el tratamiento de datos