×



Matisse. Cut-outs

Matisse. Cut-outs

Matisse. Cut-outs


Henri Matisse (1869-1954) fue un espíritu luchador. A pesar del cáncer que le diagnosticaron en 1941, su fragilidad cada vez mayor y las limitaciones que le imponía su silla de ruedas, nada detuvo a este francés indómito en su propósito de hacer arte. En la que él llamó "une seconde vie" (una segunda vida), se embarcó en un extraordinario período dedicado al collage, pegando trozos de papel de colores en sus gouaches découpés representando pájaros, plantas, flores y formas femeninas.

La técnica del collage, que enfatiza el color y el contraste, provoca líneas muy marcadas y vivas yuxtaposiciones. En obras como La caída de Ícaro (1943), El desnudo azul (1952), El caracol (1953) y Lagavilla (1953), las formas limpias y las estructuras elementales alimentan una fuerza compositiva que desmiente el carácter decorativo de la obra, tan bien organizada como contagiosa en su joie de vivre. A medida que su trabajo avanzaba, el entusiasmo de Matisse con los resultados dio como fruto piezas cada vez más grandes, pasando de pequeñas obras a grandes murales del tamaño de una pared.

Según se acercaba su final, más se deleitaba Matisse en la sencillez y brillantez de estas piezas, llegando a afirmar: "Sólo lo que he creado después de mi enfermedad constituye mi verdadero ser: libre, independiente...". En esta obra esencial repasamos este alegre capítulo final de la larga y prodigiosa carrera de Matisse, examinando sus famosos cut-outs (recortes) en los que se condensan los años que el artista dedicó a explorar las posibilidades de la composición, la forma y el color.

Sin stock 10.00 €

Henri Matisse (1869-1954) fue un espíritu luchador. A pesar del cáncer que le diagnosticaron en 1941, su fragilidad cada vez mayor y las limitaciones que le imponía su silla de ruedas, nada detuvo a este francés indómito en su propósito de hacer arte. En la que él llamó "une seconde vie" (una segunda vida), se embarcó en un extraordinario período dedicado al collage, pegando trozos de papel de colores en sus gouaches découpés representando pájaros, plantas, flores y formas femeninas.

La técnica del collage, que enfatiza el color y el contraste, provoca líneas muy marcadas y vivas yuxtaposiciones. En obras como La caída de Ícaro (1943), El desnudo azul (1952), El caracol (1953) y Lagavilla (1953), las formas limpias y las estructuras elementales alimentan una fuerza compositiva que desmiente el carácter decorativo de la obra, tan bien organizada como contagiosa en su joie de vivre. A medida que su trabajo avanzaba, el entusiasmo de Matisse con los resultados dio como fruto piezas cada vez más grandes, pasando de pequeñas obras a grandes murales del tamaño de una pared.

Según se acercaba su final, más se deleitaba Matisse en la sencillez y brillantez de estas piezas, llegando a afirmar: "Sólo lo que he creado después de mi enfermedad constituye mi verdadero ser: libre, independiente...". En esta obra esencial repasamos este alegre capítulo final de la larga y prodigiosa carrera de Matisse, examinando sus famosos cut-outs (recortes) en los que se condensan los años que el artista dedicó a explorar las posibilidades de la composición, la forma y el color.

Datos del producto

Editorial: TASCHEN
ISBN: 9783836534277
Publicación: 01/2017
Formato: Cartoné
Idioma: Inglés
Número de páginas: 96

Comentarios

Apodo

Título

Comentario





Aviso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica.