×



La concepción de la filosofía en Averroes

La concepción de la filosofía en Averroes

La concepción de la filosofía en Averroes


Ibn Rusd, el Averroes de los latinos, que vivió entre los años 1126 a 1198, fue un prestigioso juez, un notable médico, y, sobre todo, un extraordinario filósofo que brilló con luz propia en el pensamiento medieval. Su abundante producción filosófica y científica representa un ingente trabajo intelectual en el que ocupan una parte considerable los comentarios al corpus de Aristóteles. A finales del siglo XI el teólogo oriental Algazel escribió una obra en la que pretendía demostrar la inconsistencia de los filósofos y la impotencia de la razón humana en su tarea de conocer el mundo. Averroes, por su parte, redactaría hacia 1180 una ambiciosa obra teórica titulada Tahafut al-tahafut o Destrucción de la destrucción, donde polemiza a fondo con Algazel. En ella ataca tanto el dogmatismo de los teólogos como el escepticismo de Algazel, mientras defiende con vigor la legitimidad de la actividad filosófica para investigar cualquier cuestión que se le plantee, incluida la religión y sus fundamentos. La autora de este libro, Idoia Maiza, ha contextualizado con acierto el texto de Averroes situándolo dentro del conjunto de su obra filosófica, desmenuzando después de modo crítico los problemas teóricos en él planteados (el origen del mundo, la eternidad del universo, la causalidad en la naturaleza, la estructura del entendimiento humano, etc.). No existe en nuestra lengua, ni en ninguna otra europea, un estudio semejante sobre el Tahafut. Como escribe el profesor Miguel Cruz Hernández en el prólogo, el presente estudio «es un ejemplo de buen hacer intelectual y un modelo para otros trabajos que, como éste, se ciñan a obras concretas del gran pensador cordobés».

En stock 28.00 €
Añadir a la cesta

 Recíbelo en 4 días

Ibn Rusd, el Averroes de los latinos, que vivió entre los años 1126 a 1198, fue un prestigioso juez, un notable médico, y, sobre todo, un extraordinario filósofo que brilló con luz propia en el pensamiento medieval. Su abundante producción filosófica y científica representa un ingente trabajo intelectual en el que ocupan una parte considerable los comentarios al corpus de Aristóteles. A finales del siglo XI el teólogo oriental Algazel escribió una obra en la que pretendía demostrar la inconsistencia de los filósofos y la impotencia de la razón humana en su tarea de conocer el mundo. Averroes, por su parte, redactaría hacia 1180 una ambiciosa obra teórica titulada Tahafut al-tahafut o Destrucción de la destrucción, donde polemiza a fondo con Algazel. En ella ataca tanto el dogmatismo de los teólogos como el escepticismo de Algazel, mientras defiende con vigor la legitimidad de la actividad filosófica para investigar cualquier cuestión que se le plantee, incluida la religión y sus fundamentos. La autora de este libro, Idoia Maiza, ha contextualizado con acierto el texto de Averroes situándolo dentro del conjunto de su obra filosófica, desmenuzando después de modo crítico los problemas teóricos en él planteados (el origen del mundo, la eternidad del universo, la causalidad en la naturaleza, la estructura del entendimiento humano, etc.). No existe en nuestra lengua, ni en ninguna otra europea, un estudio semejante sobre el Tahafut. Como escribe el profesor Miguel Cruz Hernández en el prólogo, el presente estudio «es un ejemplo de buen hacer intelectual y un modelo para otros trabajos que, como éste, se ciñan a obras concretas del gran pensador cordobés».

Datos del producto

ISBN: 9788481644265
Publicación: 03/2001
Formato: Rústica
Idioma: Español
Número de páginas: 448

Comentarios

Apodo

Título

Comentario





Aviso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica.