• Los perales tienen la flor blanca

    Bakker, Gerbrand RAYO VERDE EDITORIAL, S.L. Ref. 9788415539995 Ver otros productos de la misma colección Ver otros productos del mismo autor
    Los gemelos Klaas y Kees y su hermano menor Gerson juegan a menudo a «Negro», cuya principal regla es no abrir los ojos.Un día Gerson, en un accidente de coche, pierde la visión y se verá obligado a jugar a «Negro» el resto de su vida.¿Será Gerson capaz de adaptarse a su nueva vida con la ayuda de ...
    Peso: 250 gr
    Disponible
    16,00 €
    ¿En qué librerías puedes encontrarlo?
  • Descripción

    • ISBN : 978-84-15539-99-5
    • Encuadernación : Libro
    • Fecha de edición : 28/07/2015
    • Año de edición : 2015
    • Idioma : Español, Castellano
    • Autores : Bakker, Gerbrand
    • Traductores : Rosich, Maria
    • Ilustradores : Pons, Llorenç
    • Nº de páginas : 0
    • Colección : Rayos globulares
    • Nº de colección : 20
    Los gemelos Klaas y Kees y su hermano menor Gerson juegan a menudo a «Negro», cuya principal regla es no abrir los ojos.
    Un día Gerson, en un accidente de coche, pierde la visión y se verá obligado a jugar a «Negro» el resto de su vida.
    ¿Será Gerson capaz de adaptarse a su nueva vida con la ayuda de su perro? La vida también ha cambiado considerablemente para su padre y sus hermanos. Pero lo que nunca va a cambiar es la calidez de la familia. Esta conmovedora historia es contada a través de tres perspectivas diferentes, la de los gemelos, Gerson y el perro.

    Del ganador del Premio Llibreter 2012, Premio IMPAC 2010 y del Independent Foreign
    Fiction Prize 2013

    «La reputación de Bakker se confirma con esta novela. Ningún otro autor escribe sobre el tiempo, el silencio y el paisaje como él».
    De Telegraaf.
    «Este libro respira el mismo ambiente que en Todo está tranquilo arriba. El estilo, ligeramente melancólico, te dice que algo siniestro está a punto de suceder».
    De Volkskrant.
    «Sutil y brillante».
    The Independent.
    «Bakker es y será un escritor puro. Nos vuelve a demostrar su maestría describiendo atmósferas. Da sólo los detalles suficientes para atraparte. Es capaz de evocar la vida rural
    como nadie».
    Trouw.
    «Bakker utiliza las palabras
    de un niño pero, con una inmensa elegancia, tras la simplicidad,
    se esconden profundas emociones y se desarrollan grandes tragedias. Llamando por su nombre a las cosas más horribles y a los dramas más intensos los hace irónicamente divertidos».
    Bol.com.

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies

Cerrar mensaje política de cookies