×



Cuentos

Los cuentos de Ernest Hemingway no son sólo lo mejor de su obra, sino también fundamentales para entender el siglo.

«Lo mejor y más vivo de su obra [fueron] sus magníficos libros de relatos, recopilados por Lumen en un tomo directamente imprescindible. [...] Con una prosa tersa y directa, muestran que Hemingway fue un maestro. [...] Una pequeña obra maestra.»
José Martínez, Cultura Fnac

Esta edición recupera la recopilación que el propio Hemingway hiciera de todos sus cuentos en 1938, conocida como Los cuarenta y nueve primeros cuentos, donde se encuentran relatos tan magistrales como «Los asesinos», «Las nieves del Kilimanjaro» o «Padres e hijos». El mundo estético y moral de Hemingway se encuentra aquí destilado, seco, sobrio, cegador, latente. La caza, la pesca, el boxeo, la guerra, el alcohol, el deseo o la derrota son algunos de los materiales con que se construye esta obra cuyo aliento perdura con un vigor insospechado.

La crítica ha dicho:
«Visitarlo me ha producido la inquietante impresión que causaban a los viajeros del ochocientos las colosales estatuas asirias y egipcias medio enterradas en la arena del desierto. Gigantes que recordaban un mundo bárbaro, afortunadamente superado por las democracias occidentales. Los viajeros se retrataban junto a un dedo índice de piedra diez veces más alto que ellos, con el salacot en la mano y sonriendo beatíficamente. Para su felicidad, los exploradores sabían que aquellos monstruos arcaicos habían

sido vencidos. Y que ahora todos medimos lo mismo.»
Félix de Azúa

«Su pasión por narrar lo lleva a la selección de la realidad, a las omisiones, al lenguaje minimalista, a esa voluntad de relatar lo real que se convierte en su poética personal y su lirismo.»
Ricardo Lladosa, Zenda Libros

«Aventuras, viajes, batallas y grandes guerras, amores y personajes de toda índole, con sus virtudes y sus miserias, recorren sin pausa y sin prisa las páginas de sus relatos. [...] Pocos co mo Hemingway cumplen el proverbio "el escritor muere, pero su obra permanece".»
Vanessa Jaklitsch, La Razón

«Mira el mundo sin prejuicios ni preconceptos y graba con precisión y economía, y con una inmediatez casi aterradora, exactamente lo que ve.»
Javier García Recio, La Opinión

«Por cada relato desfilan claves de la escritura de Hemingway [...] y la maestría de uno de los mejores narradores del siglo pasado.»
El País

«Hemingway dejaba una intensa vida de aventuras, emociones y sentimientos que supo llevar a sus relatos magistrales. [...] Literatura sencilla, cruda, hermosa y perfecta. Escribía como vivía y ello le permitió crear su propio estilo, único, inconfundible y genial. El estilo Hemingway.»
Javier García Recio, La Opinión de Málaga

«Cuando se logra desmontar una de Faulkner uno tiene la impresión de que le sobran resortes y tornillos y que será imposible devolverla otra vez a su estado original. Hemingway, en cambio, con menos inspiración, con menos pasión y menos locura, pero con un rigor lúcido, dejaba sus tornillos a la vista por el lado de fuera, como en los vagones de ferrocarril. Tal vez por eso Faulkner es un escritor que tuvo mucho que ver con mi alma, pero Hemingway es el que más ha tenido que ver con mi oficio.»
Gabriel García Márquez

Sin stock 24.90 €

Los cuentos de Ernest Hemingway no son sólo lo mejor de su obra, sino también fundamentales para entender el siglo.

«Lo mejor y más vivo de su obra [fueron] sus magníficos libros de relatos, recopilados por Lumen en un tomo directamente imprescindible. [...] Con una prosa tersa y directa, muestran que Hemingway fue un maestro. [...] Una pequeña obra maestra.»
José Martínez, Cultura Fnac

Esta edición recupera la recopilación que el propio Hemingway hiciera de todos sus cuentos en 1938, conocida como Los cuarenta y nueve primeros cuentos, donde se encuentran relatos tan magistrales como «Los asesinos», «Las nieves del Kilimanjaro» o «Padres e hijos». El mundo estético y moral de Hemingway se encuentra aquí destilado, seco, sobrio, cegador, latente. La caza, la pesca, el boxeo, la guerra, el alcohol, el deseo o la derrota son algunos de los materiales con que se construye esta obra cuyo aliento perdura con un vigor insospechado.

La crítica ha dicho:
«Visitarlo me ha producido la inquietante impresión que causaban a los viajeros del ochocientos las colosales estatuas asirias y egipcias medio enterradas en la arena del desierto. Gigantes que recordaban un mundo bárbaro, afortunadamente superado por las democracias occidentales. Los viajeros se retrataban junto a un dedo índice de piedra diez veces más alto que ellos, con el salacot en la mano y sonriendo beatíficamente. Para su felicidad, los exploradores sabían que aquellos monstruos arcaicos habían

sido vencidos. Y que ahora todos medimos lo mismo.»
Félix de Azúa

«Su pasión por narrar lo lleva a la selección de la realidad, a las omisiones, al lenguaje minimalista, a esa voluntad de relatar lo real que se convierte en su poética personal y su lirismo.»
Ricardo Lladosa, Zenda Libros

«Aventuras, viajes, batallas y grandes guerras, amores y personajes de toda índole, con sus virtudes y sus miserias, recorren sin pausa y sin prisa las páginas de sus relatos. [...] Pocos co mo Hemingway cumplen el proverbio "el escritor muere, pero su obra permanece".»
Vanessa Jaklitsch, La Razón

«Mira el mundo sin prejuicios ni preconceptos y graba con precisión y economía, y con una inmediatez casi aterradora, exactamente lo que ve.»
Javier García Recio, La Opinión

«Por cada relato desfilan claves de la escritura de Hemingway [...] y la maestría de uno de los mejores narradores del siglo pasado.»
El País

«Hemingway dejaba una intensa vida de aventuras, emociones y sentimientos que supo llevar a sus relatos magistrales. [...] Literatura sencilla, cruda, hermosa y perfecta. Escribía como vivía y ello le permitió crear su propio estilo, único, inconfundible y genial. El estilo Hemingway.»
Javier García Recio, La Opinión de Málaga

«Cuando se logra desmontar una de Faulkner uno tiene la impresión de que le sobran resortes y tornillos y que será imposible devolverla otra vez a su estado original. Hemingway, en cambio, con menos inspiración, con menos pasión y menos locura, pero con un rigor lúcido, dejaba sus tornillos a la vista por el lado de fuera, como en los vagones de ferrocarril. Tal vez por eso Faulkner es un escritor que tuvo mucho que ver con mi alma, pero Hemingway es el que más ha tenido que ver con mi oficio.»
Gabriel García Márquez

Datos del producto

Editorial: LUMEN
ISBN: 9788426418449
Publicación: 07/2021
Formato: Cartoné
Idioma: Español
Número de páginas: 600

Comentarios

Apodo

Título

Comentario





Aviso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica.